Jóvenes con diversidad funcional que no quieren ser "ninis"

Esta mañana, me preparé un café y me puse a leer las noticias, y encontré esta noticia. Resulta que Ser joven y tener una diversidad implica unas mayores dificultades para tener éxito en los estudios y en el ámbito laboral. Pero personas como Talía demuestran que en la superación de las dificultades encuentran la fuerza para desmentir las estadísticas. Mientras estudia para sacarse la Educación Secundaria Obligatoria ha encontrado trabajo gracias a un proyecto de colaboración entre Coca-Cola y Fundación ONCE. Talía no quiere ser una nini. Esta joven con diversidad intelectual acaba de firmar un contrato indefinido y está terminando de cursar los estudios de la ESO, formación que suma a una Formación Profesional básica de estética. "Mis problemas me ha puesto las pilas, más que obstáculos, para superarme y encontrar empleo", asegura con orgullo a Servimedia esta joven madrileña nacida en Cuba. Por ello, su caso es excepcional en las estadísticas de empleo de la población con diversidad y se aleja de esa población joven que ni estudia ni trabaja.


Según los últimos datos del Observatorio sobre Diversidad y Mercado de Trabajo en España (Odismet), en 2017, la tasa de empleo de las personas con diversidad en España fue del 25,9%, lo que supone casi tres veces menos que la tasa de personas sin diversidad, que alcanzó el 64,4%. En esas cifras, las mujeres mostraron una tasa de empleo más baja (25,6% frente a 26% de los hombres). A ello hay que añadir la variante de la edad, pues la situación de los jóvenes en general en España es especialmente complicada.

Desde aquí, mi más sentida enhorabuena a Talía. Ojalá todo el mundo lo tuviese más sencillo para acceder al mercado laboral.¿No os parece?

Publicar un comentario

0 Comentarios